El hexágono de Saturno

Leave a Comment



El hexágono de saturno es una lámpara
 un templo construido por inmigrantes
 un ojo de seis pupilas y seis huracanes
 Girando como un motor de propulsión a chorro
 un motor apagado pues carece de destino
 una flor de fuego en el monte aventino 
Un invierno mas antiguo que la raza humana 
 aguardando los eones y los cataclismos

 Nunca he olvidado el aterrador canto de tus sirenas.

 El ojo de saturno es un hexágono dorado
 Un volcán con seis párpados cerrados
 el otoño de un planeta de sulfuro
vientos volcánicos, tres anillos rotos 
la aureola de un viejo titan pagano
 a quien nadie rinde ya 
los antiguos sacrificios

 Padre saturno, la hoz romana que demacra al tiempo
 y que todo lo desgasta, está sobre mi cabeza
 caelus dominant 
somos sombras de viajeros hermanos que se ahogaron
 otro gigante nos sepultó en los abismos
 Estrellas se derramaron en nuestro génesis
 fuimos semillas de la peste 
Envenenamos los mares
 y devoramos las entrañas de la tierra
El hexágono de saturno (por eso) es un saludo 
un invierno de hordas y lámparas de obsidiana
 el usurpador robó tu equinoccio
 y a cambio sólo te ofreció una tormenta
con rayos y gritos en vez de cruces y espinas

 Te exiliamos a un minúsculo fragmento de cielo
 tú, que en un principio todo lo gobernaste 

 Por eso
 cada vez que escuchas “los dioses han muerto” 
en cualquier lengua humana 

Sé que sonríes con melancolía.

Siguentes entradasEntrada más reciente Anteriores EntradasEntrada antigua Página principal

0 comentarios: